✨Con la tecla Ctrl presionada, pulsa el signo menos para reducir el tamaño del blog.

✨Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

✨Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

✨Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration - Universo Mágico - Big Bang

✨Un poderoso chorro de enregía sale de Centaurus A

Miércoles 15 de Marzo de 2017




Una imagen dramática del Observatorio Espacial Chandra, de la galaxia cercana Centaurus A, proporciona una de las mejores vistas hasta la fecha de los efectos de un agujero negro supermasivo activo. Se pueden ver opuestos chorros de partículas de alta energía que se extienden hasta los confines de la galaxia, y numerosos agujeros negros más pequeños en los sistemas de estrellas binarias son también visibles. La imagen fue hecha a partir de una observación ultra profunda en la galaxia Centaurus A, equivalente a más de siete días de observaciones continuas. Centaurus A es la galaxia más cercana a la Tierra que contiene un agujero negro supermasivo cuya alimentación da forma activa a un chorro de rayos X prominente, que mide 13.000 años luz y apunta a la parte superior izquierda de la imagen, con un "counterjet" más corto dirigido en la dirección opuesta. Los astrónomos piensan que estos chorros son importantes vehículos para el transporte de la energía del agujero negro a las dimensiones mucho mayores de una galaxia, y que afecta a la velocidad a la que se forman las estrellas allí.

Los electrones de alta energía en espiral alrededor de las líneas del campo magnético producen la emisión de rayos X desde los dos chorros. Esta emisión rápidamente mina la energía de los electrones, por lo que debe ser continuamente reaccelerado o los rayos X se desvanecerán. características similares a un nudo detectado en los chorros donde la aceleración de partículas a altas energías se está produciendo actualmente, y proporciona pistas importantes para la comprensión del proceso que acelera los electrones a velocidades cercanas a la luz. La parte interna del chorro de rayos X cerca del agujero negro está dominada por estos nudos de emisión de rayos X, lo que probablemente provienen de las ondas de choque, similares a los estampidos sónicos, causadas por el chorro. La emisión de rayox X mantiene su fuerza lejos del agujero negro. La causa de la aceleración de partículas en esta parte del chorro es desconocida.

Cientos de fuentes puntuales también se observan en la imagen de Chandra. Muchos de ellas son binarias de rayos X que contienen un agujero negro de masa estelar y una estrella compañera en órbita alrededor de la principal. La determinación de la población y las propiedades de estos agujeros negros debería ayudar a los científicos a comprender mejor la evolución de las estrellas masivas y la formación de los agujeros negros. Otra sorpresa fue la detección de dos binarias de rayos X especialmente brillantes. Estas fuentes pueden contener agujeros negros de masa estelar que son inusualmente masivos, por tanto podría estar tragando el material a alta velocidad. En esta imagen, los rayos X de baja energía son de color rojo, los de energía intermedia son de color verde, y los rayos X de alta energía detectados por Chandra son de color azul. Las bandas verdes y azules oscuras casi perpendiculares al chorro son franjas de polvo que absorben los rayos X. Estas franjas de polvo se crearon cuando Centaurus A se fusionó con otra galaxia hace tal vez 100 millones de años.


Crédito:   NASACXC / CFA / R.Kraft y col

✨La estatua de la Libertad por Diego Colonello

Martes 14 de Marzo de 2017




¿Qué está pasando en la nebulosa de la estatua de la Libertad? Pues que se están formando y liberando estrellas brillantes y moléculas interesantes. Esta compleja nebulosa reside en la región de formación estelar llamada RCW 57. La imagen muestra nudos densos de polvo interestelar oscuro, jóvenes estrellas que se han formado en los últimos millones de años, campos de gas de hidrógeno ionizado por las grandes estrellas, y gigantescos bucles de gas expulsados por estrellas moribundas. Un estudio detallado de NGC 3576, también conocida como NGC 3582 y NGC 3584, ha descubierto al menos 33 estrellas masivas en las etapas finales de su formación, así como la presencia de moléculas complejas de carbono conocidas como hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPs). Se cree que los HAPs se originan en el gas que se enfría de las regiones de formación estelar. Su desarrollo en la nebulosa donde se formó el Sol, hace cinco mil millones de años, podría haber sido un paso importante en el desarrollo de la vida en la Tierra.

Nos vuelve a sorprender Diego colonnello con ésta nueva imagen de campo amplio que nos permite ver la nuebe molecular completa. La nebulosa NGC 3576 está situada en el brazo Sagittarius de la Vía Láctea, esta región de formación estelar mide aproximadamente 100 años luz y se encuentra a unos 9 mil años luz de distancia del Sol. Los investigadores piensan que episodios endógenos de formación estelar han contribuido a crear las complejas y sugestivas formas de la región. Así, potentes vientos procedentes de estrellas jóvenes y masivas han arqueado numerosos filamentos. La imagen también resalta las contribuciones del hidrógeno, azufre y oxígeno al resplandor de la nebulosa, energizados por la intensa radiación ultravioleta. No obstante, el resplandor también recorta las siluetas de densas nubes de gas y polvo. Por ejemplo, las dos nubes que se distinguen a la izquierda de la figura de la estatua, están inmersas en un proceso de condensación y son sitios potenciales para la formación de nuevas estrellas.

✨NGC 1999 por Rolf Olsen

Lunes 13 de Marzo de 2017




La calidad de la imagen no ofrece lugar a dudas, un gran trabajo del astrofotógrafo Rolf Olsen nos muestra el sur de la Espada de Orión, a unos 1.500 años luz de distancia, allí se encuentra NGC 1999. Es una nebulosa de reflexión hermosa e intrigante, aunque está eclipsada por su brillante y famosa vecina, la gran nebulosa de Orión. Sin embargo esta zona del cielo raramente fotografiada es muy colorida y dramática, especialmente si se fotografía con largo tiempo de exposición, ya que pone de manifiesto la débil nebulousidad llenando toda la zona. La brillante nebulosa de reflexión en sí se puede ver en el centro de esta imagen, iluminada por la estrella variable V380 Orionis. Las nubes circundantes de gas y polvo muestran algunas estructuras muy complicadas y llenan el campo de visión con un suave brillo de borde a borde. En el centro de NGC 1999 hay una zona muy oscura que se previamente se pensaba que era una nebulosa oscura y densa, conocida como un glóbulo de Bok, que bloquea de la luz.

Pero las observaciones con varios telescopios ópticos y de radio han establecido recientemente que es, de hecho, una cavidad vacía en la nebulosa circundante, posiblemente excavado por la intensa radiación de las estrellas cercanas. A lo largo del campo de visión, se pueden ver varias pequeñas manchas brillantes inyectando un intenso color rosa y naranja. Estas son las débiles luces de las nuevas estrellas que están naciendo en la nube. Algunos de estos objetos son Herbig-Haro; el resultado de chorros de plasma expulsado de proto-estrellas jóvenes que chocan con el gas y el polvo circundantes, causando la brillante emisión. Esta zona también es famosa en la historia astronómica porque los objetos del primer Herbig-Haro, HH-1 y HH-2, se descubrieron muy cerca de NGC 1999, y ambos son visibles en esta imagen justo a la izquierda del centro. Detalle técnicos.


Crédito:    Rolf Olsen

✨Estrellas y gas en NGC 371

Domingo 12 de Marzo de 2017




El objeto que domina esta imagen podría parecer un charco de sangre, pero en vez de estar asociado con la muerte, este tipo de regiones de hidrógeno ionizado, conocidas como regiones HII, son lugares de creación de vida con altas tasas de formación estelar reciente. NGC 371 es un ejemplo de esto; se trata de un cúmulo estelar abierto rodeado por una nebulosa. Las estrellas en los cúmulos abiertos nacen de la misma región difusa HII y, con el tiempo, la mayor parte del hidrógeno es utilizado para la formación de estrellas, dejando atrás una burbuja de gas, como la que aparece en esta imagen junto a un cúmulo de estrellas jóvenes y calientes. La galaxia que alberga a NGC 371 es la Pequeña Nube de Magallanes, una galaxia enana ubicada a tan sólo 200.000 años luz de distancia, lo que la convierte en una de las galaxias más cercanas a la Vía Láctea. Adicionalmente, la Pequeña Nube de Magallanes contiene estrellas en todas las etapas evolutivas; desde las más luminosas, calientes y jóvenes estrellas, hasta los remanentes de supernova que dejan las estrellas al morir. Las energéticas estrellas jóvenes emiten una gran cantidad de radiación ultravioleta que hace que el gas circundante, residuos de hidrógeno de la nebulosa anfitriona, se encienda con brillantes colores que se despliegan en todas las direcciones, sobre un área de varios cientos de años luz.

Este fenómeno se puede apreciar en todo su esplendor en esta imagen, tomada por el instrumento FORS1 en el Very Large Telescope de ESO en Cerro Paranal (Chile). Los cúmulos abiertos no son para nada escasos; en nuestra propia Vía Láctea existen numerosos ejemplos. Sin embargo, NGC 371 es particularmente interesante debido al gran número de estrellas variables que contiene. El brillo de estas estrellas cambia a lo largo del tiempo. Un tipo de estrella variable especialmente interesante, conocida como una estrella de tipo B pulsante lenta, sirve para estudiar el interior de las estrellas a través de la asterosismología, y varias de ellas han sido confirmadas en este cúmulo. Las estrellas variables juegan un rol primordial en la astronomía: algunas son valiosísimas para determinar la distancia de galaxias muy lejanas y la edad del Universo.


Crédito:    ESO / Manu Mejías 

✨El casco de Thor por Sara Wager

Sábado 11 de Marzo de 2017




Desde SwagAstro traemos la imagen de NGC 2359, que es una nebulosa de emisión en la constelación de Canis Major situada a algo más de 8 grados de Sirio. Su inusual forma, semejante al casco de un guerrero vikingo, ha llevado a que sea conocida también como la Nebulosa del Casco de Thor. Puede ser observada, en cielos oscuros, con telescopios pequeños, con la ayuda de filtros del tipo Oxígeno III. La estrella que se encuentra en el interior de la burbuja, denominada WR 7 (HD 56925), posee una magnitud aparente de 11,5. Es una estrella Wolf-Rayet y es la fuente que ilumina esta hermosa nebulosa.

La nebulosidad es el resultado de la interacción entre el viento estelar procedente de la caliente estrella y la materia interestelar. El viento comprime la materia interestelar produciéndose una burbuja de gas en torno a la estrella. La masa de la burbuja se estima en unas 20 masas solares. Aunque de naturaleza similar a la Nebulosa Burbuja (NGC 7635), la interacción con una nube molecular vecina parece haber contribuido a moldear la compleja forma de casco de la nebulosa. La imagen de campo amplio, permite ver los elementos que rodean al Casco de Thor. Detalles técnicos.

✨Un abrazo galáctico

Viernes 10 de Marzo de 2017




A unos 50 millones de años luz de distancia, dos galaxias están inmersas en un abrazo galáctico, literalmente. El Seyfert NGC 1097, en la constelación de Fornax (el Horno), se ve en esta imagen tomada con el instrumento VIMOS en el Very Large Telescope de ESO (VLT). Una comparativamente pequeña galaxia compañera elíptica, NGC 1097A, es también visible en la parte superior izquierda. Hay pruebas de que NGC 1097 y NGC 1097A han estado interactuando en el pasado reciente. Aunque NGC 1097 parece estar envolviendo su compañera en sus brazos espirales, pero esto no es una gigante, gentil ni maternal galaxia. La galaxia más grande también tiene cuatro chorros tenues, demasiado largos y débiles para ser vistos en esta imagen, que emergen de su centro, formando un patrón en forma de X, y que son los más largos chorros de longitud de onda visible de cualquier galaxia conocida. Se cree que los chorros son los restos de una galaxia enana que fue capturada y canibalizada por NGC 1097 mucho más grande hasta hace unos pocos millones de años.

Estos chorros inusuales no son la única característica intrigante de la galaxia. Como se mencionó anteriormente, NGC 1097 es una galaxia Seyfert, lo que significa que contiene un agujero negro supermasivo en su centro. Sin embargo, el núcleo de NGC 1097 es relativamente débil, lo que sugiere que el agujero negro central no está tragando actualmente grandes cantidades de gas y estrellas. En cambio, la característica más llamativa del centro de la galaxia es el anillo de nudos brillantes que rodean el núcleo. Se cree que estos nudos son grandes burbujas de gas hidrógeno que brilla intensamente entre 750 y 2.500 años luz de diámetro, ionizado por la intensa luz ultravioleta de las estrellas jóvenes, e indican que el anillo es un sitio de vigorosa formación estelar. Con este anillo de formación estelar marcando el núcleo, y la adición de numerosos grupos de azuladas estrellas calientes y jóvenes que salpican a través de sus brazos espirales, NGC 1097 hace que sea un objeto visual impresionante.


Crédito:    ESO / Robert Gendler