Con la tecla Ctrl presionada, pulsa el signo menos para reducir el tamaño del blog.

Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration y Universo Mágico
Mostrando entradas con la etiqueta Galaxias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Galaxias. Mostrar todas las entradas

✨Galaxia elíptica NGC 4150

Viernes 21 de Julio de 2017




Se pensaba que las galaxias elípticas estaban compuestas de estrellas envejecidas cuyo apogeo era miles de millones de años atrás. Pero observaciones con el Telescopio Espacial Hubble ayudan a demostrar que las galaxias elípticas todavía tienen un poco de vigor juvenil, gracias a los encuentros con galaxias más pequeñas. Las imágenes del núcleo de NGC 4150, tomadas en luz casi ultravioleta con la cámara de campo ancho 3 del Hubble, revelan las bandas de polvo y gas, además de grupos de jóvenes estrellas azules que tienen una edad de menos de mil millones de años. La evidencia demuestra que el nacimiento de las estrellas fue provocado por una fusión con una galaxia enana. El nuevo estudio ayuda a reforzar la visión emergente de que la mayoría de las galaxias elípticas tienen estrellas jóvenes, trayendo nueva vida a las viejas galaxias.

"Se pensaba que las galaxias elípticas habían hecho todas sus estrellas hace miles de millones de años", dice el astrónomo Mark Crockett de la Universidad de Oxford, líder de las observaciones de Hubble. "Se creía que habían consumido todo su gas para hacer nuevas estrellas, ahora estamos encontrando evidencia del nacimiento de estrellas en muchas galaxias elípticas, alimentadas principalmente por canibalizar galaxias más pequeñas. Estas observaciones apoyan la teoría de que las galaxias se construyeron a lo largo de miles de millones de años por colisiones con galaxias enanas", continúa Crockett. "NGC 4150 es un ejemplo dramático en nuestro patio trasero galáctico de un suceso común en el universo temprano". Las imágenes de Hubble revelan una actividad turbulenta y profunda dentro del núcleo de la galaxia. Grupos de jóvenes estrellas azules trazan un anillo alrededor del centro que está girando con la galaxia. El hábitat estelar es de unos 1.300 años luz de ancho.

Los largos filamentos de polvo se recortan en silueta contra el núcleo amarillento, que está compuesto por poblaciones de estrellas más antiguas. A partir de un análisis de los colores de las estrellas por el Hubble, Crockett y su equipo calcularon que el auge de la formación de estrellas comenzó hace alrededor de mil millones de años, un acontecimiento comparativamente reciente respecto a la historia cosmológica. La fábrica estrella de la galaxia se ha ralentizado desde entonces. "Estamos viendo esta galaxia después de que haya ocurrido la gran explosión de estrellas", explica el miembro del equipo, Joseph Silk, de la Universidad de Oxford. "Las estrellas más masivas ya han desaparecido, y las estrellas más jóvenes tienen entre 50 millones y 300 a 400 millones de años, mientras que la mayoría de las estrellas de la galaxia tienen alrededor de 10 mil millones de años". El encuentro que desencadenó el nacimiento de las estrellas habría sido similar al que sucederá en nuestra Vía Láctea cuando consuma la Gran Nube de Magallanes.

"Creemos que la fusión con una pequeña galaxia rica en gas, hace alrededor de mil millones de años, suministró al NGC 4150 el combustible necesario para formar nuevas estrellas", dice el miembro del equipo Sugata Kaviraj del Imperial College de Londres y la Universidad de Oxford. "La abundancia de elementos metálicos más pesados ​​que el hidrógeno y el helio en las estrellas jóvenes es muy baja, lo que sugiere que la galaxia que se fusionó con NGC 4150 también era pobre en metales, lo que apunta hacia una pequeña galaxia enana de aproximadamente un veinteavo La masa de NGC 4150". Las fusiones menores como ésta son más comunes que las interacciones entre grandes galaxias, dicen los astrónomos. Para cada encuentro importante, hay probablemente hasta 10 veces más enfrentamientos entre una galaxia grande y una pequeña.

Las colisiones mayores son más fáciles de ver porque crean increíbles fuegos artificiales, se distorsionan y producen largas colas de marea de gas y decenas de jóvenes cúmulos de estrellas. Las interacciones más pequeñas son más difíciles de detectar porque dejan relativamente poca huella. Sin embargo, en los últimos cinco años, los telescopios terrestres y espaciales han ofrecido indicios de formaciones frescas de estrellas en galaxias elípticas. Los observatorios terrestres capturaron el resplandor azul de estrellas en las galaxias elípticas, y los satélites como el Galaxy Evolution Explorer (GALEX), que mira en la luz ultravioleta lejana y cercana, confirmaron que el resplandor azul procedía de estrellas incipientes de mucho menos de mil millones de años de edad. La luz ultravioleta traza el resplandor de las estrellas jóvenes y calientes.

Crockett y su equipo seleccionaron NGC 4150 para su estudio con el Hubble porque un análisis espectroscópico terrestre dio sugerentes indicios de que el núcleo de la galaxia no era un lugar tranquilo. La investigación terrestre, denominada Unidad Especográfica de Investigación de Nebulosas Ópticas (SAURON), reveló la presencia de estrellas jóvenes y actividad dinámica que estaba fuera de sincronía con la galaxia. "En luz visible, las galaxias elípticas como NGC 4150 parecen galaxias elípticas normales", dice Silk. "Pero la imagen cambia cuando miramos a la luz ultravioleta, al menos un tercio de todas las galaxias elípticas brillan con la luz azul de estrellas jóvenes". Crockett agrega: "Las elípticas son el laboratorio perfecto para estudiar las fusiones menores en luz ultravioleta, porque están dominadas por viejas estrellas rojas, lo que permite a los astrónomos ver el débil resplandor azul de estrellas jóvenes".


✨NGC 4536 por Warren Keller

Viernes 14 de Julio de 2017




NGC 4536 es una galaxia espiral que se encuentra a unos 70 millones de años luz de distancia de la Tierra y ubicada en la constelación de Virgo. La imagen recogida en Billions and Billions fue procesada por el astrónomo Warren Keller de forma que podemos ver sus perfectos brazos espirales con todos sus detalles. Se localiza en el extremo sureste del cúmulo de Virgo, del que forma parte. En la observación a través del telescopio aparece como una galaxia grande pero tenue, con una magnitud absoluta de 13,6. NGC 4536 es también una galaxia con brote estelar, regiones donde crecen estrellas a un ritmo acelerado, el cual se concentra en su núcleo, dónde ya ha cesado, y en un anillo que rodea el centro galáctico.

Existen diferentes factores que pueden provocar el aumento de la formación estelar. Obligadamente se necesita un suministro masivo de gas, el cual se puede obtener de múltiples formas, por ejemplo, a través del paso cercano de una galaxia de la que extrajo el gas gravitacionalmente. También se puede adquirir a través de colisiones galácticas. Posee una pequeña barra central de estrellas que se cree pudo haber surgido en una posible interacción con su vecina, la galaxia NGC 4533, vista aquí en la parte superior izquierda. NGC 4536 fue descubierta por William Herschel en 1784. En 1981 se observó en NGC 4536 una supernova de Tipo Ia llamada SN 1981b.

Las estrellas que nacen en estos entornos extremos ricos en gas, viven rápido y mueren jóvenes, alcanzado temperaturas elevadas y agotando sus suministros de gas rápidamente. Estas estrellas también emiten grandes cantidades de luz ultravioleta, ionizando el hidrógeno circundante, produciendo nubes de hidrógeno ionizado conocidas en astronomía como regiones HII. Detalles técnicos.


✨Fornax A por Josep Drudis

Miércoles 12 de Julio de 2017




NGC 1316 o Fornax A es una galaxia lenticular en la constelación de Fornax situada a 62 millones de años luz de distancia de la Tierra, aunque recientes estudios de varias supernovas de tipo Ia sugieren una distancia algo menor, de 58 millones de años luz. Es además una radiogalaxia, la cuarta radiofuente más brillante. Vista en ondas de radio muestra dos grandes lóbulos de partículas a cada lado de la galaxia de muy alta energía con un tamaño de 600.000 años luz cada uno. Fue descubierta en 1826 por el astrónomo James Dunlop. La imagen es un trabajo perfecto del astrofotógrafo Josep Drudis, quien la ha tomado y procesado de forma que permite ver la transformación de la galaxia y los rastros de estrellas, gas y polvo dejados tras la interacción. NGC 1316 forma parte del Cúmulo de Fornax, un cúmulo de galaxias en la constelación del mismo nombre, encontrándose en el centro de un subgrupo de galaxias en la periferia del gigante cúmulo galáctico, que está en proceso de acercamiento con el subgrupo principal con el que acabará fusionándose. Puede estar interactuando con la galaxia espiral NGC 1317, aunque esta última parece no ser lo suficientemente grande para explicar las anomalías en la estructura de NGC 1316.

François Schweizer, al final de la década de 1970, observó que NGC 1316 parecía una pequeña galaxia elíptica con unas líneas de polvo inusuales incrustadas dentro de un conjunto mayor de estrellas. También apreció un disco compacto de gas cerca del centro que parecía rotar más deprisa que las estrellas. Sobre la base de esto, sugirió que NGC 1316 es el producto de la fusión de varias galaxias menores. Estas colisiones pudieron haber alimentado el agujero negro supermasivo del centro galáctico, con una masa estimada de entre 130 y 150 millones de masas solares, provocando que la galaxia se convierta en una radiogalaxia. Se estima que la última actividad importante allí tuvo lugar hace 100 millones de años. En base al estudio del Telescopio Espacial Hubble sobre unos cúmulos estelares de estrellas rojas en NGC 1316, se concluye que hubo una gran colisión entre dos galaxias espirales hace unos pocos miles de millones de años que dieron forma a la actual NGC 1316. Además estudios de sus nebulosas planetarias han mostrado cómo NGC 1316 parece estar evolucionando para convertirse en un sistema dominado por un gran bulbo galáctico, similar al de la Galaxia del Sombrero. Detalles técnicos.


Crédito:    Josep Drudis / Astrodrudis

✨Arp 299 por Chandra

Martes 11 de Julio de 2017




¿Qué pasaría si tomas dos galaxias y las mezclas durante millones de años? Una nueva imagen que incluye datos del Observatorio de Rayos X Chandra revela el resultado culinario cósmico. Arp 299 es un sistema localizado a unos 140 millones de años luz de la Tierra. Contiene dos galaxias que se están fusionando, creando una mezcla de estrellas de cada galaxia en el proceso. Sin embargo, esta mezcla estelar no es el único ingrediente. Nuevos datos de Chandra revelan 25 fuentes de rayos X brillantes rociadas a través de la interacción en Arp 299. Catorce de estas fuentes son emisores de rayos X tan fuertes que los astrónomos los clasifican como "fuentes de rayos X ultra-luminosas" o ULX . Estos ULX se encuentran incrustados en regiones donde las estrellas se están formando actualmente a un alto ritmo. Lo más probable es que los ULX sean sistemas binarios donde una estrella de neutrones o un agujero negro está extrayendo materia de una estrella compañera que es mucho más masiva que el Sol.

Estos sistemas de doble estrella se llaman binarios de rayos X de alta masa. Este buffet de binarias de rayos X de alta masa es uno de los más ricos en una galaxia ubicada en el universo cercano, pero Arp 299 contiene una formación de estrellas relativamente potente. Esto se debe, al menos en parte, a la fusión de las dos galaxias, que ha desencadenado olas de formación estelar. La formación de sistemas binarios de rayos X de alta masa es una consecuencia natural de un nacimiento estelar tan floreciente como algunas de las estrellas masivas jóvenes, que a menudo se forman en parejas, evolucionando hacia estos sistemas. Esta nueva imagen compuesta de Arp 299 contiene datos de rayos X de Chandra (rosa), datos de rayos X de alta energía de NuSTAR (púrpura) y datos ópticos del Telescopio Espacial Hubble (blanco y marrón débil). Arp 299 también emite cantidades copiosas de luz infrarroja que ha sido detectada por observatorios como el Telescopio Espacial Spitzer, pero esos datos no han sido incluidos en ésta composición.

La emisión de rayos X e infrarrojos de éstas galaxias es notablemente similar al de las galaxias que se encuentran en el Universo muy lejano, ofreciendo la oportunidad de estudiar un análogo relativamente cercano de estos objetos distantes. Una mayor tasa de colisiones de galaxias ocurrió cuando el universo era joven, pero estos objetos son difíciles de estudiar directamente porque se encuentran a distancias colosales. Los datos de Chandra también revelan la difusión de la emisión de rayos X del gas caliente distribuido por todo el Arp 299. Los científicos creen que la alta tasa de supernovas, es otro rasgo común de las galaxias de alta formación estelar, que han expulsado gran parte de este gas caliente del centro del sistema.


Crédito:    Rayos X: NASA / CXC / Univ de Creta / K. Anastasopoulou y col., NASA / NuSTARGSFC / A. Ptak; Óptica: NASA / STScI

✨El ojo que todo lo ve

Domingo 9 de Julio de 2017




Los astrónomos pasan su tiempo mirando hacia el Universo, y ocasionalmente el Universo parece mirar hacia atrás! Esta imagen es una combinación de datos de la Matriz Milimétrica y Submilimétrica de Atacama (ALMA) y el Telescopio Espacial Hubble, y muestra una visión cósmica muy extraña, dos galaxias interactivas que han adquirido una estructura ocular. Como su nombre indica, algunos tipos de encuentros entre galaxias crean formas que se asemejan al ojo humano. Aunque las colisiones galácticas de este tipo son bastante usuales, sólo se han observado algunas galaxias con estructuras parecidas a los ojos u oculares. La escasez de estas características es probablemente debido a su naturaleza efímera, estructuras oculares como éstas tienden a durar sólo varias decenas de millones de años, que es simplemente el parpadeo de un ojo en términos galácticos.

Estas dos galaxias se llaman IC 2163 (pequeña) y NGC 2207 (grande). IC 2163 muestra la estructura ocular en esta imagen. El dúo se encuentra a unos 114 millones de años luz de la Tierra en la dirección de la constelación de Canis Major (El Perro Mayor). Las galaxias se han rozado la una a la otra, raspando los bordes exteriores de sus brazos espirales, siendo IC 2163 la que pasa por detrás de NGC 2207. Esta colisión desencadenó un torrente de nacimiento de estrellas y proliferación de gas en IC 2163, el material situado en los exteriores del disco de la galaxia viaja hacia el interior. Esta ola colosal de material desaceleró rápidamente moviéndose desde el borde externo hasta el interior de los párpados y se estrelló a medio camino a través del disco de la galaxia, produciendo cintas deslumbrantes de intensa formación estelar y crestas compuestas de gas y polvo que se asemejan a dos párpados.


Crédito:    ALMA (ESO / NAOJ / NRAO) / M. Kaufman y el telescopio espacial NASA / ESA / Hubble

✨Cuando las estrellas explosionan

Jueves 29 de Junio de 2017




A más de 75 millones de años luz, en la constelación de Virgo, se encuentra NGC 4981, una galaxia espiral con un pasado algo explosivo. NGC 4981 fue descubierta el 17 de abril de 1784 por William Herschel y posteriormente documentada en el Nuevo Catálogo General de John Dreyer. Más de un siglo después, el 23 de abril de 1968, la galaxia quedó de nuevo registrada cuando tuvo lugar en sus confines una supernova de Tipo Ia, la explosión estelar en un sistema binario de estrellas, SN 1968I. Sin embargo, SN 1968I, no iba a ser la única supernova de la galaxia. Décadas más tarde, el colapso del núcleo de una estrella masiva desencadenó la supernova SN 2007c en la misma galaxia.

Esta espectacular fotografía de NGC 4981 fue captada por el instrumento para el rango visible y el ultravioleta cercano FORS (FOcal Reducer and low dispersion Spectrograph) de ESO, instalado en el Very Large Telescope. FORS es el instrumento más versátil de ESO, capaz de estudiar numerosos y diferentes objetos astronómicos de muchas maneras distintas, y es responsable de algunas de las fotos más emblemáticas captadas con el VLT. Los datos para crear esta imagen fueron seleccionados del archivo de ESO por Josh Barrington como parte del concurso Joyas Cósmicas.


Crédito:    ESO

✨La rosa púrpura de virgo

Domingo 25 de Junio de 2017




Hasta ahora NGC 5584 era sólo una galaxia como muchas otras, que se encuentra al oeste del cúmulo de Virgo. Conocida sólo por una serie de estudios de galaxias, su belleza se revela ahora en todo su esplendor en una nueva imagen del Very Large Telescope. en éste objeto rosa púrpura se detectó una gran supernova, conocida como SN 2007af. Situada a unos 75 millones de años luz de distancia de la Tierra, se ubica en la constelación de Virgo, NGC 5584 es una galaxia ligeramente más pequeña que la Vía Láctea, sin embargo, pertenece a la misma categoría que nuestra galaxia, ambas son espirales barradas. Las galaxias espirales se componen de una protuberancia y un disco plano. La protuberancia alberga estrellas viejas y por lo general un agujero negro supermasivo central. Las estrellas más jóvenes residen en el disco, y forman las estructuras espirales característicos de la cual las galaxias deben su nombre. Las espirales barradas son atravesados por una banda brillante de estrellas.

En el año 2000, utilizando el Very Large Telescope de ESO, los astrónomos descubrieron que las espirales son más pequeñas, más débiles y más masivas. En esta nueva imagen de NGC 5584 los dos increíbles brazos espirales dominantes son claramente visibles, mientras que los otros se deforman, probablemente debido a las interacciones con otras galaxias. Parches luminosos están repartidos por todo el disco, lo que indica que las estrellas se están formando en esta gigantesca y rosácea galaxia a un ritmo frenético. Algo aún más brillante, sin embargo, llama la atención en esta imagen, cualquier imagen tomada antes no habría mostrado el punto luminoso situado en la parte inferior derecha del centro de la galaxia. Como puede verse, el objeto recién descubierto es mucho más brillante que el centro de la propia galaxia. ¿Su nombre? SN 2007af, la supernova 32a. Su presencia indica la dramática muerte de una estrella con una masa comparable a la del Sol.

SN 2007af, fue descubierta por el japonés cazador de supernovas Koichi Itagaki. Él apuntó su telescopio de 60 centímetros hacia la constelación de Virgo y descubrió algo que no existía antes, SN 2007af. Cuando se descubrió, su brillo tenía una magnitud visible aparente de 15,4 aproximadamente siete veces más débil que la de su galaxia anfitriona, NGC 5584. Desde entonces se ha iluminado con una magnitud aparente de 13,3  lo que es observable por muchos astrónomos aficionados con telescopios más pequeños. Observaciones con el Telescopio de Nueva Tecnología de ESO en La Silla revelaron que esta explosión energética es una supernova de tipo Ia, que se observó un par de días antes de que alcanzara su luminosidad máxima. La materia de la estrella condenada es expulsada con velocidades superiores a 15.000 kilometros por segundo.

Los astrónomos están observando SN2007af con VLT de ESO, con el objetivo de estudiar la geometría del material expulsado por la supernova, y por lo tanto una mejor comprensión del mecanismo de la explosión. Una supernova de tipo Ia se cree que es el resultado de la explosión de una estrella pequeña y densa, una enana blanca, dentro de un sistema binario. Como su compañera derrama continuamente material sobre la enana blanca, la enana blanca alcanza una masa crítica, lo que lleva a una inestabilidad fatal y la consiguiente supernova.


Crédito:    ESO

✨NGC 488 desde Mano Prieto Observatory

Sábado 24 de Junio de 2017




NGC 488 es una brillante galaxia espiral compacta situada a una distancia de entre 90 a 100 millones de años luz de la Tierra y ubicada en la zona del cielo que ocupa la constelación de Piscis. "Es una galaxia hermosa, pero difícil de procesar" dice Tom Harrison en su página web Mano Prieto Observatory. Las estrellas orbitan el núcleo de la galaxia a alta velocidad, aproximadamente a 330 kilómetros por segundo. Las ondas de compresión mantienen los brazos azulados muy estables. Se trata de un galaxia aislada, si no tenemos en cuenta a unas pocas compañeras más pequeñas. En NGC 488 se han observado dos supernovas, SN 2010eb, posiblemente con una magnitud máxima de 14.7,  y SN 1976G, con una magnitud de 15.

NGC 488 mide aproximadamente 171.000 años luz de diámentro, tiene una gran protuberancia central y dispone de un sistema de brazos espirales múltiples. La actividad de formación estelar se centra dentro de los brazos espirales, sin embargo en el halo galáctico apenas hay estellas. Se ha encontrado que el núcleo de NGC 488 está químicamente desacoplado, siendo dos veces más rico en metal que el bulbo central de la galaxia. Fue descubierta el 13 de diciembre de 1784 por el astrónomo Friedrich Wilhelm Herschel. Detalles técnicos.


Crédito:    Tom Harrison / Mano Prieto Observatory

✨A las estrellas no les gusta estar solas

Viernes 23 de Junio de 2017




A las estrellas no les gusta estar solas. De hecho, la mayoría de las estrellas son parte de un sistema binario, en el cual dos compañeras giran una alrededor de la otra en un ballet cósmico aparentemente interminable. Pero a veces, cuando las estrellas están demasiado cerca, la danza se interrumpe y una puede comenzar a devorar a la otra. Si la estrella vampiro es una enana blanca – una estrella apagada que antes fue como nuestro Sol – este apetito puede conducir a una catástrofe cósmica: la enana blanca explota como una supernova Tipo Ia. En Julio de 2006, el Very Large Telescope (VLT) de ESO en Paranal (II Región de Chile) tomó imágenes de estos "fuegos artificiales" estelares en la galaxia NGC 1288. La supernova - designada SN 2006dr – fue captada durante su brillo máximo, alcanzando un resplandor similar al de toda galaxia, lo que sugiere la enorme cantidad de energía liberada.

NGC 1288 es una galaxia espiral bastante espectacular, que se ve casi de frente con sus múltiples brazos espirales girando alrededor del centro. Tiene mucha semejanza con la hermosa galaxia espiral NGC 1232 y se ubica a 200 millones de años luz de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Dos brazos principales emergen desde la región central, los que se van dividiendo progresivamente en brazos más pequeños hacia el exterior. Una pequeña franja de estrellas y gas atraviesa el centro de la galaxia. Las primeras imágenes de NGC 1288, obtenidas durante el período de puesta en operación del instrumento FORS en el VLT de ESO en 1998, fueron de tan alta calidad que han permitido a los astrónomos llevar a cabo un análisis cuantitativo de la morfología de la galaxia. A partir de estas imágenes se encontró que NGC 1288 está rodeada por un gran halo que probablemente corresponde a materia oscura.

El aspecto y número de brazos espirales de hecho están relacionados directamente con la cantidad de materia oscura en el halo de la galaxia. La supernova fue vista por primera vez por el astrónomo aficionado Berto Monard. En la noche del 17 de Julio de 2006, Monard usó su telescopio de 30 cms en los suburbios de Pretoria, en Sudáfrica, y descubrió la supernova como una aparente “nueva estrella“ cerca del centro de NGC 1288, la cual fue entonces designada SN 2006dr. La supernova alcanzó una magnitud 16, equivalente a un objeto 10.000 veces más débil de lo que el ojo puede ver. Usando espectros obtenidos el 26 de Julio de 2006 con el telescopio Keck, astronónomos de la Universidad de California encontraron que SN 2006dr es una supernova Tipo Ia que expulsa material con velocidades de hasta 10.000 km/s.

Las supernovas Tipo Ia son una sub-clase de supernovas que fueron clasificadas históricamente por no mostrar la marca de hidrógeno en sus espectros. Actualmente se interpreta que proviene de estrellas pequeñas y compactas, conocidas como enanas blancas, las cuales adquieren materia de una estrella compañera. Una enana blanca representa la penúltima etapa de una estrella de tipo solar. El reactor nuclear en su centro se ha quedado sin combustible hace mucho tiempo y ahora está inactivo. Sin embargo, en algún momento el peso creciente del material acumulado aumenta tanto la presión dentro de la enana blanca que las cenizas nucleares en su interior se activan, comenzando la combustión de elementos aún más pesados. Este proceso se vuelve rápidamente incontrolable y la estrella entera estalla en pedazos en un dramático evento conocido como supernova.

Las supernovas Tipo Ia juegan un rol muy útil como indicadores de distancia cosmológica , permitiendo a los astrónomos estudiar la historia de la expansión de nuestro Universo, y obtener evidencia de que el Universo se está expandiendo a un ritmo acelerado.


Crédito:    ESO

✨M81 y M82 por Terry Hancock

Jueves 22 de Junio de 2017




En ésta imagen, ofrecida por el extraordinario astrofotógrafo Terry Hancock a Universo Mágico, podemos ver el grupo de galaxias de M81. También llamada Galaxia de Bode, M81 se identifica en la imagen con sus brazos espirales de color azul y el centro galáctico destaca en color amarillo. Está ubicada a 12 millones de años luz de distancia de la Tierra y situada en la constelación de la Osa Mayor. Fué nombrada en honor a Johann Elert Bode, quien la descubrió en 1774. Se piensa que la galaxia de Bode contiene aproximadamente 250.000 millones de estrellas, siendo ligeramente más pequeña que la Vía Láctea. La galaxia es uno de los mejores ejemplos del diseño espiral en una galaxia, con brazos casi perfectos dispuestos en espiral hacia su centro.

Justo encima se ve la galaxia M82, que junto a M81 forman los miembros más prominentes del grupo galáctico. M82 también recibe el nombre de Galaxia del Cigarro. Se trata de una galaxia irregular alargada y estrecha, con brote estelar, lo que quiere decir que tiene una elevada tasa de formación estelar en su centro, causada según parece por una interacción gravitatoria hace entre doscientos y quinientos millones de años con M81. Ése brote estelar duró 50 millones de años, con una tasa de formación estelar de 10 masas solares por año, y fue seguido por otros dos, el último de ellos ocurrido hace entre 4 y 6 millones de años y que parece haber formado los cúmulos del núcleo. Estudios realizados con el Telescopio Espacial Hubble muestran la presencia de 197 cúmulos estelares allí. Detalles técnicos.


✨Galaxia espiral NGC 7424

Martes 20 de Junio de 2017




El Very Large Telescope de ESO ha fotografiado la hermosa galaxia espiral NGC 7424 de múltiples brazos que se ve casi directamente de cara. Está situada a una distancia de aproximadamente 40 millones de años luz de la Tierra en la constelación de La Grulla y fue descubierta por Sir John Herschel mientras observaba en el Cabo de Buena Esperanza. Es un ejemplo de una galaxia de gran diseño, se clasifica como SAB, lo que significa que es una mezcla entre espirales normales (SA) y galaxias barradas (SB). También muestran muchas regiones ionizadas, así como cúmulos de estrellas jóvenes y masivas. Se pueden identificar hasta diez cúmulos masivos de estrellas cuyo tamaño varía entre 1 y 200 años luz. La galaxia en sí tiene aproximadamente 100.000 años luz de diámetro, es decir, de un tamaño similar a nuestra propia galaxia, la Vía Láctea.

Debido a su bajo brillo superficial, esta galaxia también exige cielos oscuros y una noches claras para poder ser observada en este impresionante detalle. Cuando se ve en un pequeño telescopio, aparece como una gran neblina elíptica sin ningún rastro de los hermosos brazos filamentosos con multitud de ramas reveladas en esta imponente imagen del VLT. Su barra central de estrellas es muy prominente y luminosa. En la noche del 10 de diciembre de 2001, el astrónomo aficionado australiano Robert Evans, observando desde su patio trasero en las Montañas Azules al oeste de Sydney, descubrió con su telescopio de 30cm la supernova número 39, llamada 2001ig, situada en las afueras de NGC 7424.

La supernova de magnitud 14.5 es 3.000 veces más débil que la más débil estrella que se puede ver a simple vista en el cielo, esta supernova se iluminó rápidamente a una magnitud de 8 bajando a 12.3. Unos meses más tarde, se había desvanecido a un objeto insignificante por debajo de la magnitud 17. En comparación, toda la galaxia es de magnitud 11 en el momento de su máximo brillo, la supernova era tan sólo tres veces más débil que toda la galaxia. ¡Debe haber sido un espléndido fuego artificial!. Al excavar en el vasto Archivo Científico del Very Large Telescope, fue posible encontrar una imagen de NGC 7424 tomada el 16 de junio de 2002 por Massimo Turatto con el instrumento FORS 2. Aunque, la supernova ya era mucho más débil que en su máximo 6 meses antes, todavía era muy visible en esa imagen.


Crédito:    ESO

✨La galaxia intermitente

Domingo 18 de Junio de 2017




NGC 6118, es una galaxia de gran diseño, brilla fuertemente en esta imagen, mostrando su franja central y los brazos en forma espiral desde su hogar en la constalación La Serpiente. La galaxia es a veces conocida por los astrónomos aficionados como la “Galaxia intermitente“ porque este objeto relativamente débil y difuso al observarse a través de telescopios, sorpresivamente desaparece al cambiar la posición del ojo. Las brillantes y azules zonas de formación estelar en la galaxia, donde nacen estrellas jóvenes y calientes, están bellamente iluminadas, incuso desde una distancia superior a 80 millones de años luz.

En 2004, observadores de esta galaxia vieron aparecen una “nueva estrella“ cerca del borde de la galaxia, en el centro izquierda de la imagen. Pero lejos de ser una nueva estrella, este objeto era la supernova 2004dk, el poderoso estallido final de luz emitida por la explosión de una estrella en sus etapas finales. Si bien es tímida para telescopios menores, la galaxia no se puede esconder del Very Large Telescope (VLT) de ESO en cerro Paranal, en Chile. Esta imagen fue obtenida usando el espectrógrafo VIMOS (VIsible MultiObject Spectrograph) en el VLT.


Crédito:   ESO

✨Corrientes estelares

Jueves 1 de Junio de 2017


https://www.facebook.com/groups/1782070922032666/

NGC 4631 es una galaxia espiral que se encuentra a tan sólo 25 millones de años luz de distancia en la constelación del norte Canes Venatici. Esta galaxia, que se ve aquí de canto, es similar en tamaño a la Vía Láctea. Para algunos, su forma de cuña deformada sugiere una arenque cósmico; para otros, su apodo popular, la galaxia de la Ballena. Justo a la derecha del núcleo polvoriento y amarillento está la galaxia compañera NGC 4627 así como unas galaxias enanas recién descubiertas dentro del halo de NGC 4631.

Los tenues rasgos que hay a la derecha e izquierda de NGC 4631 se identifican actualmente como corrientes estelares de marea. Estas corrientes son remanentes de una galaxia enana satélite perturbadas por las colisiones repetidas con la Ballena que comenzaron hace unos 3,5 millones de años. La presencia de corrientes estelares de marea, incluso en las galaxias cercanas, es predicha por los modelos cosmológicos de la formación de galaxias, incluida la Vía Láctea.


Crédito:   R Jay Gabany (Blackbird Observatory) Collaboration: David Martínez Delgado (University of Heidelberg)

✨Un ojo de buey galáctico

Martes 23 de Mayo de 2017




En la galaxia espiral NGC 922 se pueden ver brillantes nebulosas de color rosa rodeando casi por completo la galaxia. La imagen fue tomada por el Telescopio Espacial Hubble. La estructura anillada y distorsionada da como resultado la forma espiral de la galaxia y el peculiar parecido a un ojo de buey. La inusual forma actual de NGC 922 es el resultado de una colisión cósmica con una galaxia más pequeña hace 330 millones de años, que se hundió a través del corazón de NGC 922 y salió disparada por el otro lado. A medida que la galaxia más pequeña pasa por el centro de NGC 922, creó ondas gravitacionales que interrumpieron las nubes de gas y desencadenaron la formación de nuevas estrellas cuya radiación luego encendió el gas de toda la galaxia.

El resultante color rosa brillante de las nebulosas es un signo característico de este proceso y es emitido por gas hidrógeno excitado, el elemento dominante en las nubes de gas interestelar. La imagen de NGC 922 del Hubble consiste en una serie de exposiciones tomadas en luz visible con la cámara de campo ancho 3, y en luz infrarroja cercana de campo amplio y la cámara planetaria 2. NGC 922 se encuentra a una distancia de 157 millones de años luz de la Tierra.


Crédito:   NASA / ESA

✨La vigorosa vida de M83

Domingo 14 de Mayo de 2017




El Molinillo Austral, también conocida como Messier 83 o NGC 5236, es una galaxia espiral barrada en la constelación de Hydra. Si nuestra galaxia anfitriona, la Vía Láctea, se pareciese a M83, sin duda estaríamos orgullosos de nuestra casa. La hermosa galaxia espiral Messier 83 se puede ver en la zona austral del cielo de la Tierra. Su distancia es de unos 15 millones de años luz. Siendo su tamaño aproximadamente la mitad del de la Vía Láctea. La espectacular imagen muestra los grumosos y perfectamente definidos brazos espirales que son ricos en estrellas jóvenes, mientras que el disco revela un complejo sistema de intrincadas franjas de polvo. Esta galaxia es conocida por ser un sitio de vigorosa formación estelar. Clasificada como una galaxia de brote estelar, se han descubierto varios supercúmulos de estrellas. Es rica en metales y abundantes estrellas Wolf-Rayet, cuyo número de ellas se estima en 3.000.

En El molinillo Austral fueron descubiertas hasta ahora seis supernovas, las explosiones que suponen la fase final de la vida de estellas masivas. M83 Fue descubierta entre los años 1751/1752 por el abad Nicolas Louis de Lacaille. Fue catalogada por Charles Messier el 17 de febrero de 1781 como el número 83 de su famoso catálogo de objetos difusos, desde su casa en la zona norte de París, es tan difícil de observar que Messier afirmó "Uno puede verla solo si tiene una gran capacidad de concentración".


Crédito:   ESO

✨Cuando dos galaxias se atraen

Sábado 13 de Mayo de 2017




La interacción de galaxias, es el resultado de la perturbación de la gravedad de una galaxia sobre otra. Un ejemplo de interacción menor es una galaxia satélite perturbando el brazo espiral de la galaxia anfitriona. Un ejemplo de perturbación de mayores proporciones sería una colisión galáctica. Las colisiones de galaxias son frecuentes en la evolución del Universo. Debido a la distribución extremadamente tenue de la materia en las galaxias, no se trata de colisiones propiamente dichas, sino más bien de interacción gravitacional. Una colisión puede comportar una fusión de las galaxias qe durante millones de años han interactuado previamente. Sin embargo las interacciones suelen ser comunes con pequeñas galaxias satélites, la gravedad de la galaxia satélite puede atraer uno de los brazos espirales de la galaxia primaria, deformarlo ó estirarlo. O incluso la galaxia satélite puede hundirse en la principal, como la galaxia elíptica enana de Sagitario en la Vía Láctea, provocando cierta cantidad de formación estelar. La galaxia satélite también puede actuar como una aspiradora y absorber algunas de las estrellas de la primaria o al revés.

En el caso de la imagen que mostramos, la interacción de galaxias M51 es un excelente trabajo de la astrofotógrafa Sara Wager, donde el procesamiento de la imagen muestra perfectamente los rastros de estrellas, polvo y gas consecuentes de la interacción. También llamada galaxia del Remolno, es una de las más brillantes galaxias del firmamento, visible con unos simples prismáticos. La estructura de galaxia en espiral fue observada por primera vez en esta galaxia, que es el miembro dominante del grupo de galaxias M51. Su galaxia acompañante, NGC 5195, que fue descubierta en 1781 por Pierre Méchain. La distancia que nos separa de ésta belleza cósmica varía según las fuentes, que ofrecen cifras entre 15 y 37 millones de años luz. El 27 de junio de 2005, Wolfgang Kloehr, un astrónomo alemán, descubrió una supernova de tipo II en esta galaxia. Llamada SN2005cs llegando a tener una magnitud de 13,5. Detalles técnicos.


Crédito:   Sara Wager / SwagAstro

✨Arp 299

Viernes 12 de Mayo de 2017




Los astrónomos dirigieron los telescopios de la NASA Nustar y Chandra en Arp 299 a las enigmáticas galaxias en colisión que emiten una intensa radiación. Las dos galaxias de Arp 299 han entablado un combate gravitatorio durante millones de años, mientras que sus agujeros negros centrales pronto se enfrentarán entre sí. La fotografía de alta resolución fue hecha en luz visible por el Hubble, mientras que el resplandor difuso superpuesto en rayos X fue fotografiado por Nustar y se muestra en falsos colores rojo, verde y azul. Las observaciones del Nustar indican que sólo uno de los agujeros negros centrales parece luchar a su manera a través de una región de gas y de polvo, y así absorbe materia y emite rayos X. La radiación de alta energía, que proviene del centro de la galaxia de la derecha, es creada cerca, pero fuera del horizonte de eventos del agujero negro central.

En unos mil millones de años sólo quedará una galaxia compuesta y un agujero negro central supermasivo. Sin embargo, poco después una tercera galaxia podría entrar en el combate.


Crédito:   NASA / JPL Caltech / GSFC / Hubble / NuSTAR 

✨Chimeneas galácticas

Jueves 11 de Mayo de 2017




Esta es una imagen compuesta de rayos X y espectro óptico de la gran galaxia espiral NGC 2841. En ella se puede ver el gas a millones de grados en rayos X de color azul, que se eleva por encima del disco de estrellas y gas más frío de la galaxia, en color gris del espectro óptico. Los rápidos flujos de gas de las estrellas gigantes, y las explosiones de supernovas en el disco de una galaxia crean enormes conchas o burbujas de gas caliente que se expanden rápidamente y se elevan por encima del disco como columnas de humo de una chimenea.La imagen de NGC 2841 de Chandra proporciona evidencia directa de este proceso, que bombea energía en el delgado y gaseoso halo que rodea la galaxia. Las chimeneas galácticas además de gas caliente, eyectan metal enriquecido a gran distancia desde el disco y el halo de NGC 2841.

Se trata de una galaxia espiral situada en la constelación de la Osa Mayor, a una distancia de 46 millones de años luz. Es considerada uno de los mejores ejemplos de galaxia espiral floculante, un tipo de galaxias en las que en vez de existir dos o más brazos espirales bien desarrollados, la estructura espiral contiene multitud de brazos espirales fragmentados alrededor del núcleo galáctico. La distancia a ésta galaxia ha podido ser medida gracias al estudio de sus cefeidas utilizando el Telescopio Espacial Hubble, y ha permitido calcular sus propiedades físicas, resultando ser una galaxia espiral gigante parecida a M31, la galaxia de Andrómeda.


Crédito:   Rayos X: NASA / CXC / T. Masa / QDWang; Óptica: NOAO / KPNO

✨La galaxia de los fuegos artificiales

Jueves 4 de Mayo de 2017




Lo primero que pensamos al ver ésta galaxia es en la intensidad de sus colores, por eso ha sido bautizada como la Galaxia de los Fuegos Artificiales. La imagen ha sido tomada con el instrumento OSIRIS del Gan Telescopio de Canarias. Catalogada como NGC 6946, es una galaxia espiral situada a unos 10 millones de años luz de distancia de la Tierra y ubicada en la zona del cielo que limita las constelaciones de Cepheus y el Cisne. Fue vista por primera vez por William Herschel en 1798. También es una de las galaxias espirales gigantes más cercanas al grupo local. NGC 6946 tiene una estructura en espiral con múltiples y peculiares brazos que se unen finalmente en cuatro brazos espirales dominantes. El diámetro de la galaxia es de aaproximadamente 40.000 años luz ó un tercio del tamaño de la Vía Láctea. Desde nuestro punto de vista en la Vía Láctea, vemos NGC 6946 de cara. La galaxia está muy oscurecida por el material interestelar de la Vía Láctea, ya que está bastante cerca del plano de nuestra galaxia.

Desde el núcleo y hacia el exterior, los colores de la galaxia cambian de la luz amarillenta de las viejas estrellas en el centro, a la luz azul de los cúmulos de estrellas jóvenes. A lo largo de los brazos espirales fragmentados también podemos ver las puntuales regiones rojizas de formación estelar. NGC 6946 es también brillante en luz infrarroja y rica en gas y polvo, que presenta una alta tasa de nacimiento y muerte estelar. De hecho, desde principios del siglo XX, han sido detectadas al menos nueve supernovas, que son las explosiones finales de la muerte de estrellas masivas. Esto hace que sea la galaxia conocida más prolífica para este tipo de eventos durante un período de 100 años. En comparación, la Vía Láctea, que tiene el doble número de estrellas que NGC 6946, los promedios son de una supernova por siglo.


Crédito:    Grantecan / Nasmyth-B / OSIRIS

✨Un perturbado dúo galáctico

Lunes 1 de Mayo de 2017




Esta agrupación galáctica, que se encuentra a unos 70 millones de años luz de distancia, ubicada en la constelación del Sextante. Fue descubierto por el astrónomo Inglés William Herschel en 1783. Los astrónomos modernos han medido la distancia entre NGC 3169 (arriba) y NGC 3166 (abajo) en 50.000 años luz, una separación que es sólo aproximadamente el radio de la Vía Láctea. En tales espacios reducidos, la gravedad puede comenzar a hacer estragos en la estructura galáctica. Galaxias espirales como NGC 3169 y NGC 3166 tienden a tener remolinos ordenados de estrellas y polvo sobre sus brillantes centros. Encuentros cercanos con otros objetos masivos son similares a esta clásica configuración, a menudo son el preludio a la desfiguración y posterior fusión de las galaxias en una sola galaxia más grande. Hasta ahora, las interacciones de NGC 3169 y NGC 3166 apenas han prestado algunas perturbaciones. Los brazos de NGC 3169 brillan con grandes estrellas jóvenes y azules, han creado gran cantidad de gas luminoso que ha sido extraído de su disco.

En el disco de NGC 3166, los caminos de polvo que perfilan los brazos espirales están en desorden. A diferencia de NGC 3166 que no está formando muchas nuevas estrellas. NGC 3169 tiene otra distinción, el punto amarillo tenue radiante que se ve a través de un velo de polvo oscuro justo encima y cerca del centro de la galaxia, es el remanente de una supernova detectada en 2003 y conocido como SN 2003cg. Una supernova de esta variedad, clasificada como de tipo Ia, se cree que ocurre cuando una estrella densa y caliente llamada enana blanca, absorbe gas fuera de una estrella compañera cercana. Este combustible añadido, finalmente hace que la estrella explosione en una reacción de fusión fuera de control.


Crédito:   ESO / Igor Chekalin