✨Debido a unos cambios recientes en Universo Mágico, se han reparado los enlaces rotos, disculpen las molestias.

✨Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

✨Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

✨Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration - Universo Mágico - Big Bang


Mostrando entradas con la etiqueta Galaxias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Galaxias. Mostrar todas las entradas

✨Composición de ALMA y Hubble de NGC 1433

Lunes 25 de Septiembre de 2017




En el centro de casi todas las galaxias del universo hay agujeros negros supermasivos, con masas de más miles de millones de veces la masa del Sol, incluso en nuestra propia galaxia, la Vía Láctea. En un pasado remoto, estos extraños objetos eran muy activos, engullendo enormes cantidades de material de sus alrededores, resplandeciendo con un brillo cegador y eyectando diminutas fracciones de esa materia a través de chorros extremadamente potentes. En el universo actual, la mayor parte de los agujeros negros supermasivos son mucho menos activos que en su juventud, pero la interacción entre los chorros y su entorno aún sigue moldeando a las galaxias. Dos nuevos estudios publicados en la revista Astronomy & Astrophysics, han utilizado ALMA para sondear los chorros de los agujeros negros a escalas muy diferentes, un agujero negro cercano y relativamente tranquilo en la galaxia NGC 1433 y un objeto muy distante y activo llamado PKS 1830-211. "ALMA ha revelado la existencia de una sorprendente estructura espiral en el gas molecular cercano al centro de NGC 1433," afirma Françoise Combes (Observatorio de París, Francia), autora principal del primer artículo.

"Esto explica cómo fluye el material hacia el interior para alimentar al agujero negro. Con estas nuevas y precisas observaciones de ALMA hemos descubierto un chorro de material que fluye fuera del agujero negro, extendiéndose solo unos 150 años luz. Es el chorro molecular de este tipo más pequeño observado hasta ahora en una galaxia externa". El descubrimiento de este chorro, que está siendo arrastrado desde el agujero negro central, muestra cómo este tipo de chorros pueden frenar la formación estelar y regular el crecimiento de los bulbos centrales de las galaxias. En PKS 1830-211, Ivan Martí-Vidal (Universidad Chalmers de Tecnología, Observatorio Espacial de Onsala, Onsala, Suecia) y su equipo también han observado y agujero negro supermasivo con un chorro, pero este es mucho más brillante y activo, que se encuentra en el Universo temprano. Esto resulta inusual ya que su brillante luz, en su camino hacia la Tierra, topa con una galaxia masiva, dividiéndose en dos imágenes debido a la lente gravitatoria.

De vez en cuando, de repente los agujeros negros supermasivos engullen una gran cantidad de masa, lo que aumenta la potencia de los chorros y provoca que la radiación aumente a las energías más altas. Ahora, ALMA ha captado, por casualidad, uno de estos eventos en PKS 1830-211. "Observar con ALMA este caso de “indigestión” de un agujero negro ha sido totalmente casual. Estábamos observando PKS 1830-211 con otros fines y entonces detectamos sutiles cambios de color e intensidad en las lentes gravitatorias. Tras estudiar con detalle este comportamiento inesperado llegamos a la conclusión de que estábamos observando, por un golpe de suerte, en el momento adecuado, justo cuando nueva materia fresca entraba en la base del chorro del agujero negro", afirma Sebastien Muller, uno de los coautores del segundo artículo. El equipo también quiso saber si este violento evento fue captado por otros telescopios y se sorprendieron al detectar una clara señal en rayos gamma gracias a las observaciones de monitorización del satélite Fermi-LAT.

El proceso que causó el aumento de radiación en longitudes de onda largas, captadas por ALMA, fue también el responsable del gran aumento de brillo en el chorro, alcanzando las energías más altas que pueden obtenerse en el Universo. "Es la primera vez que se establece una conexión tan evidente entre los rayos gamma y las ondas de radio submilimétricas partiendo de la observación del chorro de un agujero negro", añade Sebastien Muller. Las dos nuevas observaciones son solo el inicio de las investigaciones de ALMA en torno a los trabajos relacionados con los chorros de agujeros negros supermasivos, tanto cercanos como distantes. El equipo de Combes ya está estudiando otras galaxias activas cercanas con ALMA, y se espera que el singular objeto PKS 1830-211 sea el centro de muchas otras investigaciones futuras con ALMA y otros telescopios. "Aún queda mucho por conocer acerca de cómo los agujeros negros pueden crear esos enormes y energéticos chorros de materia y radiación", concluye Ivan Martí-Vidal. “Pero los nuevos resultados, obtenidos incluso antes de que se completara la construcción de ALMA, muestran que es una potente herramienta, única para sondear estos chorros, ¡y los descubrimientos no han hecho más que empezar!".


Crédito:   ALMA (ESO / NAOJ / NRAO) / NASA / ESA / F. Combes

✨NGC 613 por Daniel Verschatse

Domingo 24 de Septiembre de 2017




El ya desaparecido Daniel Verschatse nos ha dejado un gran legado en su página web Antilhue Observatory, una gran cantidad de objetos del Universo tomados y procesados con una perfección asombrosa. Allí recogimos ésta imagen de la galaxia espiral barrada NGC 613, ubicada en dirección a la constelación de El Escultor. Situada a 65 millones de años luz de distancia de la Tierra, fue descubierta por el astrónomo inglés William Herschel el 9 de diciembre de 1798. Posteriormente por el astrónomo danés John Emil Dreyer, quien la incluyó en su Catálogo General de Nebulosas y Cúmulos Estelares, de donde provienen las iniciales NGC. Se puede apreciar que el núcleo de NGC 613 es muy brillante y uniformemente blanco, como resultado de la luz emitida por la gran concentración de estrellas en el núcleo. La galaxia mide 100.000 años luz, sus prominentes brazos espirales parecen atados por denso polvo cósmico y brillantes regiones de formación estelar, cerca del final de una barra dominante que atraviesa el centro galáctico.

Pero existe un oscuro secreto que acecha en el centro de esta galaxia. Como ocurre en casi todas las galaxias espirales, un monstruoso agujero negro yace en el corazón de NGC 613. Se estima que su masa es de alrededor de diez veces la masa del agujero negro de la Vía Láctea. El agujero negro está engullendo estrellas, polvo y gas. Posteriormente el agujero negro irradia energía y expulsa ondas de radio. Sin embargo, al observar a la galaxia en luz óptica e infrarroja, no hay vestigios del corazón negro. Cerca de dos tercios de las galaxias espirales muestran el mismo tipo de características que identifican a NGC 613, al parecer nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, también tiene este tipo de banda que cruza el centro. Detalles técnicos.


Crédito:   Daniel Verschatse / Antilhue Observatory / Haienda los Andes

✨Dúo de galaxias y nebulosa de flujo integrado

Jueves 21 de Septiembre de 2017




"Yo había fotografiado este asombroso par de galaxias M81 y M82 en 2008 pero no fue hasta que estuve estudiando uno de los tutoriales de Tony Hallas que vi por primera vez su increíble imagen de M81 rodeada por Arps Loop y la nebulosa de flujo integrado, a partir de ese punto en uno de mis objetivos era capturar estas débiles nebulosas que solamente están a algunos cientos años luz" dice Terry Hancock en su página web Downunder Observatory. Ciertamente M81 y M82 son un objetivo difícil abarcando un gran campo en el cielo, sobre todo cuando se intenta capturar en la misma imágen débiles nebulosas que están a millones de años luz de las dos galaxias. M81 y M82 se capturan y procesan fácilmente en primer plano, por eso el reto de Terry era muy interesante y trabajoso. Por fin publicada la imagen final, vemos que podemos mejor que nunca, situar a M81 y M82 con todo el espacio que las rodea, sin tener que imaginar que objetos se pueden observar en sus inmediaciones.

La Galaxia de Bode M81, ó NGC 3031, es una galaxia espiral ubicada a 12 millones de años luz en la constelación de la Osa Mayor. Fue nombrada en honor a Johann Elert Bode, quien la descubrió en 1774. La primera supernova observada en ésta galaxia fue en 1993. Contiene aproximadamente 250.000 millones de estrellas, siendo ligeramente más pequeña que la Vía Láctea, y es uno de los mejores ejemplos de una espiral de gran diseño. La Galaxia del Cigarro M82 ó NGC 3034, es una galaxia satélite de M81, en la imagen aparece a la izquierda del centro. Es alargada y estrecha, un prototipo de galaxia con brote estelar, caracterizada por una elevada tasa de formación de estrellas, causada probáblemente por una interacción gravitatoria con M81 hace entre 200 y 500 millones de años. En primer plano se ve una nebulosa en la parte superior de la imagen, precisamente la que Terry trataba de capturar junto a M81 y M82. Detalles técnicos.


✨Colisión en el Quinteto de Stephan

Miércoles 20 de Septiembre de 2017




¿Sobrevivirá alguna de estas galaxias en medio de ésta colisión? En lo que podría considerarse una semifinal de un torneo galáctico, las dos espirales de NGC 7318 están chocando. Cuando las galaxias colisionan pueden suceder muchas cosas, tales como la distorsión gravitacional, la condensación del gas para producir nuevos episodios de formación estelar, y finalmente, la fusión de las dos galaxias. Dado que estas dos galaxias son parte del Quinteto de Stephan, en los mil millones de años venideros seguramente tendrá lugar una final entre las galaxias con el resultado de muchas estrellas dispersas y una sola gran galaxia.

Muy posiblemente, la galaxia restante no se identificará fácilmente con alguno de sus componentes galácticos iniciales, dado que se formará una gigantesca galaxia con un tamaño desproporcionado sin ningún parecido a las actuales galaxias que pueblan este peculiar grupo. El Quinteto de Stephan fue el primer grupo de galaxias identificado. Se encuentra a unos 300 millones de años luz de distancia de la Tierra y es visible con un telescopio de tamaño moderado en la constelación del caballo alado (Pegasus). La imagen se creó a partir de fotografías tomadas por el Telescopio Espacial Hubble.


Crédito:   Hubble Legacy Archive / NASA / ESA; Processing & Copyright: Jose Jimenez Priego 

✨Las ondas gravitacionales de IC 10

Lunes 11 de Septiembre de 2017




En 1887, el astrónomo estadounidense Lewis Swift descubrió una brillante nube, o nebulosa, que resultó ser una pequeña galaxia a unos 2,2 millones de años luz de la Tierra. Hoy en día, se conoce como la "Galaxia Estrella" IC 10, llamada así debido a la intensa actividad de formación de estrellas que ocurre allí. Más de cien años después del descubrimiento de Swift, los astrónomos están estudiando IC 10 con los telescopios más poderosos del siglo XXI. Nuevas observaciones con el Observatorio de rayos X Chandra revelan muchas parejas de estrellas que un día podrían convertirse en fuentes del fenómeno cósmico quizás más emocionante observado en los últimos años, las ondas gravitatorias. Al analizar las observaciones de Chandra de IC 10 que dura ya una década, los astrónomos encontraron más de una docena de agujeros negros y estrellas de neutrones alimentándose de gas de compañeras estelares jóvenes y masivas. Tales sistemas de doble estrella se conocen como "binarias de rayos X " porque emiten grandes cantidades de luz en rayos X. Como una estrella masiva orbita alrededor de su compañera compacta, ya sea un agujero negro o una estrella de neutrones. El material puede ser extraído de la estrella gigante para formar un disco de material alrededor del objeto compacto. Las fuerzas de fricción calientan el material a millones de grados, produciendo una fuente de rayos X brillante.

Cuando la estrella compañera masiva se queda sin combustible, sufrirá un colapso catastrófico que producirá una explosión de supernova, y dejará atrás un agujero negro o estrella de neutrones. El resultado final es dos agujeros negros, dos estrellas de neutrones, o un agujero negro y una estrella de neutrones. Si la separación entre los objetos llega a ser lo suficientemente pequeña como para que el tiempo pase, producirán ondas gravitacionales. Con el tiempo, el tamaño de su órbita se reducirá hasta que se fusionen. LIGO ha encontrado en los últimos dos años tres ejemplos de parejas de agujeros negros que se fusionan de esta manera. Galaxias como IC 10 son excelentes lugares para buscar binarios de rayos X. Muchas de estas estrellas recién nacidas serán parejas de estrellas jóvenes y masivas. Las parejas más masivas evolucionarán más rápidamente y dejarán atrás un agujero negro o una estrella de neutrones asociada con la estrella masiva restante. Si la separación de las estrellas es lo suficientemente pequeña, se producirá un sistema binario de rayos X. Esta nueva imagen compuesta de IC 10 combina datos de rayos X de Chandra en color azul, con una imagen óptica en colores rojo, verdey azul, tomada por el astrónomo aficionado Bill Snyder del Observatorio Espejo de los Cielos en Sierra Nevada, California. Las fuentes de rayos X detectadas por Chandra aparecen como un azul más oscuro que las estrellas detectadas en luz óptica.



Las estrellas jóvenes en IC 10 parecen ser de la edad justa como para dar una cantidad de interacción entre las estrellas masivas y sus compañeros compactos, produciendo la mayoría de las fuentes de rayos X. Si los sistemas fueran más jóvenes, entonces las estrellas masivas no habrían tenido tiempo de convertirse en supernova y producir una estrella de neutrones o agujero negro, o la órbita de la estrella masiva y el objeto compacto no tendrían tiempo de encogerse lo suficiente para comenzar la transferencia de masa. Si el sistema estelar fuera mucho más antiguo, entonces ambos objetos compactos probablemente ya se habrían formado. En este caso, la transferencia de materia entre los objetos compactos es improbable, impidiendo la formación de un disco que emite rayos X. Chandra detectó 110 fuentes de rayos X en IC 10. De éstas, más de cuarenta también se ven en luz óptica y 16 de ellas contienen estrellas supergigantes azules, que son el tipo de estrellas jóvenes, masivas y calientes descritas anteriormente. La mayoría de las otras fuentes son binarias de rayos X que contienen estrellas menos masivas. Varios de los objetos muestran una fuerte variabilidad en su salida de rayos X, indicativa de interacciones violentas entre las estrellas compactas y sus compañeras.


Crédito:   Rayos X: NASA / CXC / UMass Lowell / S.Laycock. Óptico: Bill Snyder Astrofotografía 

✨NGC 5746 por Warren Keller

Sábado 26 de Agosto de 2017




En ésta imagen tomada y procesada por Warren Keller, y recogida en su página web Billions and Billions, vemos la galaxia NGC 5746. Se trata de una galaxia espiral de tamaño intermedio ubicada en la constelación de Virgo, a una distancia de 95 millones de años luz,​ que puede verse con pequeños telescopios. Forma parte de una agrupación de cúmulos de galaxias situados al este del Cúmulo de Virgo, siendo tal vez la galaxia más grande tanto del grupo de galaxias que lleva su nombre cómo de las que forman parte de los otros cúmulos.​ NGC 5746 se ve casi de canto pareciéndose mucho a NGC 4565, con un bulbo central que adquiere forma rectangular, que puede ser una barra galáctica vista de lado,​ y muestra una tasa de formación estelar bastante modesta.​

Estudios realizados en la longitud de onda de rayos X con ayuda del Telescopio Espacial Chandra parecieron mostrar finalmente, que está rodeada por una nube de gas caliente, que se interpretó cómo gas remanente de la formación de ésta galaxia precipitándose y siendo absorbido por ella,​ sin embargo posteriores análisis han mostrado que dicho gas en realidad no existe y que la detección fue casualmente errónea. Detalles técnicos.


Crédito:    Warren Keller / Billions and Billions 

✨Viento y reflejos de un agujero negro

Viernes 25 de Agosto de 2017




Se cree que la forma alargada de la nube de gas que sale de la galaxia M77, situada a 50 millones de años luz, se debe al efecto de embudo de una nube en forma de rosquilla compuesta de gas frío y polvo que rodea el agujero negro. Esta nube aparece como una mancha blanca alargada en las imágenes de rayos X de 3 colores que acompaña a la imagen óptica, tiene una masa de aproximadamente 5 millones de estrellas como el Sol. Las observaciones de radio indican que la nube se extiende desde algunos años luz dentro de del agujero negro hacia el exterior, a cerca de 300 años luz. Los rayos X observados en la nube, son rayos X dispersos y reflejados que probablemente provienen de un disco oculto de gas caliente formado por remolinos de materia muy cerca del agujero negro. La nube es producto del gas soplado a alta velocidad, pero el disco oculto también puede estar involucrado. Bajo éstas líneas una imagen diferente, que combina las observaciones del Obsercvatorio Espacial Chandra, con las de radio del VLA e imágenes ópticas.



El calentamiento de los rayos X del gas, situados más lejos en la galaxia, contribuye a las partes externas más lentas del viento. Las observaciones con los espectrómetros a bordo del Observatorio Espacial Chandra, permiten a los científicos estimar la composición, la temperatura y la velocidad de flujo del gas. Demuestran que la composición del material en el viento es aproximadamente similar a la de la atmósfera del Sol, a excepción de un déficit de átomos de oxígeno, y que tiene una temperatura de unos 100.000 grados Celsius. La velocidad media del gas es de aproximadamente 1 millón de millas por hora. Una porción del gas se precipita en el agujero negro, pero un poco de este gas es expulsado lejos de la galaxia. Los rayos X de alta energía producidos por el gas cerca del agujero negro calientan el gas de salida, haciendo que brille con energías de rayos X inferiores.


Crédito imagen 1:    Rayos X: NASA / CXC / MIT / UCSB / P.Ogle; Óptico: NASA / STScI / A.Capetti 
Crédito imagen 2:    Rayos X: NASA / CXC / MIT / C.Canizares, D.Evans; Óptica: NASA / STScI, Radio: NSF / NRAO / VLA 

✨La escurridiza galaxia Enana Carina

Miércoles 23 de Agosto de 2017




En la imagen vemos una de las galaxias más cercanas a la Tierra, pero la galaxia Enana Carina es tan tenue y difusa que los astrónomos sólo la descubrieron en los años 70. Una galaxia acompañante de la Vía Láctea, esta bola de estrellas comparte rasgos tanto con cúmulos globulares de estrellas como con galaxias mucho más grandes. Los astrónomos creen que las galaxias enanas esferoidales como la Enana Carina son muy comunes en el Universo, pero son extremadamente difíciles de observar. Su falta de claridad y baja densidad estelar implican que es fácil que uno simplemente vea a través de ellas. En esta imagen, la Enana Carina aparece como varias estrellas tenues esparcidas a través de gran parte del área central de la fotografía.

Es difícil distinguir las estrellas de la galaxia enana, de entre las estrellas en primer plano dentro de la Vía Láctea e incluso galaxias lejanas que asoman a través de los resquicios, la Enana Carina es una maestra del camuflaje cósmico. Las estrellas de la Enana Carina muestran un inusual rango de edades. Parecen haberse formado en una serie de estallidos, con períodos tranquilos que duran varios miles de millones de años entre si. Está ubicada a aproximadamente 300.000 años luz de la Tierra, lo que la ubica más lejos que las Nubes de Magallanes, las galaxias más cercanas a la Vía Láctea, pero significativamente más cerca de nosotros que la Galaxia Andrómeda, la galaxia espiral más cercana.

Así, a pesar de ser pequeña para ser galaxia, su proximidad a la Tierra significa que la Enana Carina se ve bastante grande en el cielo, algo menos que la mitad del tamaño de la Luna llena, aunque mucho más tenue. Esto la hace caber cómodamente dentro del campo visual del Wide Field Imager de ESO, un instrumento diseñado para hacer observaciones de grandes partes del cielo, lo llamamos "campo amplio". A pesar de que esta fotografía en si misma no es tan sorprendente, es probablemente la mejor fotografía de la Galaxia Enana Carina hasta la fecha.


Crédito:   ESO / G. Bono & CTIO

✨Espiral barrada NGC 1365

Sábado 19 de Agosto de 2017




NGC 1365 es una de las más prominentes galaxias barradas del cielo. Es una galaxia supergigante con un diámetro de aproximadamente 200.000 años luz. Es visible en la dirección de la constelación meridional Fornax (El Horno). Es un miembro importante del Cúmulo galáctico de Fornax. Está a una distancia de unos 60 millones de años luz de la Tierra, y su velocidad de recesión se ha medido, corresponde a 1632 kilómetros por segundo. Una barra recta masiva de estrellas atraviesa esta galaxia y contiene en el núcleo principalmente las estrellas más viejas que dan un color rojizo a la barra.

La perturbación gravitacional de la barra estelar hace que las nubes de gas y polvo que hay entre las estrellas formen dos brazos espirales que se extienden desde los extremos de la barra. Luminosas estrellas calientes y jóvenes, nacidas de las nubes interestelares, dan a estos brazos un aspecto prominente y un color azul. El patrón de barras y la espiral giran hacia la derecha desde nuestra perspectiva. Una vuelta completa de la galaxia sobre sí misma tarda unos 350 millones de años en completarse.


Crédito:    ESO

✨M51 galaxias en interacción por Roberto Colombari

Sábado 12 de Agosto de 2017




Esta impresionante imagen es una combinación de exposiciones tomadas por el Telescopio Subaru y el Telescopio Espacial Hubble, unidas y procesadas por el excelente astrofotógrafo Roberto Colombari. La Galaxia del Remolino, también conocida como Messier 51a, M51A, o NGC 5194, es una galaxia espiral de gran diseño interactuando con un núcleo galáctico activo en la constelación del Perro Cazador. Fue la primera galaxia clasificada como una galaxia espiral. Recientemente su distancia se ha estimado en 23 millones de años luz de la Vía Láctea, pero diferentes fuentes indican distancias de entre 15 y 35 millones de años luz. Messier 51 es una de las galaxias más conocidas del cielo. La gran galaxia y su compañera, NGC 5195, son observadas contínuamente por los astrónomos aficionados, y las dos galaxias pueden incluso verse con binoculares.

La Galaxia del Remolino es también un objetivo popular para los astrónomos profesionales, que la estudian para comprender mejor las estructuras espirales de las galaxias y las interacciones entre galaxias. M51 fue vista por primera vez por Charles Messier el 13 de octubre de 1773. Sin embargo, la galaxia compañera de M51 fue descubierta en 1781 por Pierre Méchain. El 27 de junio de 2005. Wolfgang Kloehr, un astrónomo alemán, descubrió una supernova de tipo II en esta galaxia. Llamada SN2005cs llegando a tener una magnitud de 13,5. Detalles técnicos.


Crédito:    Roberto Colombari / Flickr

✨Nubes de gas forman estrellas en NGC 6822

Viernes 11 de Agosto de 2017




NGC 6822 es una galaxia enana irregular, además es una de las vecinas galácticas de la Vía Láctea. La galaxia enana no carece de esplendor ni pirotecnias estelares. Las rojizas nebulosas en esta fotografía revelan zonas de activa formación de estrellas, donde las nubes de gas cercanas son calentadas por calientes y jóvenes estrellas. También destaca en la parte superior derecha de esta imagen una llamativa nebulosa con forma de burbuja. En el centro de ésta nebulosa, un puñado de ardientes estrellas masivas envía oleadas de materia aplastando el material interestelar circundante y generando una brillante estructura que aparece con forma de anillo desde nuestra perspectiva.

Otras ondas similares de materia candente lanzadas por enérgicas estrellas jóvenes están salpicadas a través de la Galaxia de Barnard. Esta imagen es una composición formada por observaciones hechas con el instrumento Wide Field Imager, instalado en el Telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO, y los nuevos datos recogidos por ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). Las observaciones de ALMA revelan, con una resolución sin precedentes la estructura de las nubes de gas en las que se están formando estrellas.


Crédito:   ESO / ALMA (ESO / NAOJ / NRAO) / A. Schruba / VLA (NRAO) / Y. Bagetakos / Little THINGS

✨La galaxia espiral NGC 1637

Viernes 4 de Agosto de 2017




A unos 35 millones de años luz de la Tierra, en la constelación de Eridanus (El Río), se encuentra la galaxia espiral NGC 1637. Allá por 1999 la apariencia serena de esta galaxia fue eclipsada por la aparición de una supernova muy brillante. Los astrónomos que estudiaron las consecuencias de esta explosión con el telescopio Very Large Telescope de ESO, en el Observatorio Paranal, Chile, nos han proporcionado una visión deslumbrante de esta galaxia relativamente cercana. Las supernovas son uno de los eventos más violentos de la naturaleza. Representan la cegadora muerte de algunas estrellas y pueden eclipsar la luz combinada de miles de millones de estrellas de sus galaxias anfitrionas. En 1999, el Observatorio Lick de California anunció el descubrimiento de una nueva supernova en la galaxia espiral NGC 1637. Fue detectada usando un telescopio construido especialmente para localizar estos escasos, pero importantes objetos cósmicos.

Fueron necesarias observaciones posteriores para confirmar el descubrimiento y estudiarlo en profundidad. Esta supernova fue ampliamente observada y fue bautizada con el nombre SN 1999em. Tras su espectacular explosión en 1999, los científicos han estudiado cuidadosamente el brillo, que ha ido palideciendo lentamente con el paso de los años. La estrella que se transformó en SN 1999em era muy masiva, más de ocho veces la masa del Sol antes de su muerte. Al final de su vida su núcleo colapsó, lo que dio lugar a una explosión cataclísmica. Durante las observaciones de seguimiento de SN 1999em, los astrónomos tomaron muchas fotografías de este objeto con el telescopio VLT, combinadas para proporcionar imágenes muy precisas de su galaxia anfitriona.

La estructura espiral que muestra esta imagen tiene un patrón muy diferente, con rastros azulados de estrellas jóvenes, nubes de gas brillante y caminos de polvo oscurecidos. Pese a que, a primera vista, NGC 1637 parece un objeto bastante simétrico, tiene algunas características interesantes. Es lo que los astrónomos clasifican como galaxia espiral asimétrica, el enrollado brazo de la espiral, relativamente suelto, situado en el extremo izquierdo del núcleo, se estira a su alrededor más lejos que el brazo más compacto y corto en el extremo derecho, que aparece radicalmente cortado a mitad de camino. En cualquier punto de la imagen, vemos dispersas estrellas más cercanas y galaxias más lejanas que parecen encontrarse en la misma dirección.


Crédito:   ESO

✨La galaxia perdida

Lunes 31 de Julio de 2017




La galaxia NGC 4535 se ubica en la constelación de virgo, delante de un fondo hermoso repleto de galaxias distantes. Su aspecto casi circular muestra que la observamos casi de frente. En el centro de la galaxia hay una estructura de estrellas en forma de barra bien definida, con carriles de polvo que se curvan bruscamente antes de que los brazos espirales se rompan desde los extremos de la barra. El color azulado de los brazos espirales apunta a la presencia de un gran número de estrellas jóvenes y calientes. En el centro, sin embargo, las estrellas más viejas y más frías dan a la protuberancia de la galaxia un tono de color más amarillo.

Esta imagen visible fue hecha con el instrumento FORS1 del Very Large Telescope de 8,2 metros de ESO. La galaxia también se puede ver a través de telescopios de aficionados más pequeños. Cuando se ve a través de un telescopio más pequeño, NGC 4535 adquiere una apariencia nebulosa y fantasmal, que inspiró al astrónomo aficionado Leland S. Copeland para nombrarla "La Galaxia Perdida" en los años 50.

NGC 4535 es una de las galaxias más grandes del cúmulo galáctico de Virgo, un grupo masivo de hasta 2.000 galaxias, situada a unos 50 millones de años luz de distancia de la Tierra. Aunque el cúmulo de Virgo no es mucho más grande en diámetro que el grupo local, el cúmulo de galaxias al que pertenece la Vía Láctea, contiene casi cincuenta veces más galaxias. Fue observada por primera vez por William Herschel en 1785.


Crédito:    ESO

✨El núcleo activo de NGC 1448

Jueves 27 de Julio de 2017




NGC 1448, una galaxia con un núcleo galáctico activo, se ve en esta imagen combinanda de datos de Carnegie-Irvine Galaxy Survey en el rango óptico y NuSTAR en el rango de rayos X. Esta galaxia contiene un ejemplo de un agujero negro supermasivo oculto por el gas y el polvo. Las emisiones de rayos X de NGC 1448, según lo visto por NuSTAR y Chandra, sugieren por primera vez que debe haber una gruesa capa de gas y polvo que oculta el agujero negro activo en esta galaxia en nuestra línea de visión.

NGC 1457 es una galaxia espiral ubicada casi en el borde de la constelación Horologium. En el Catálogo de Galaxias Nombradas, se le nombró como galaxia del Espadín. Está situada a una distancia de 55 millones de años luz de la Tierra. Se han descubierto cuatro supernovas en NGC 1448. En enero de 2017 se anunció que se había encontrado evidencia de un agujero negro supermasivo en ésta galaxia.  NGC 1448 pertenece al grupo NGC 1433, parte del cúmulo de galaxias Doradus. Fue descubierta por John Herschel en 1835.


Crédito:   NASA / JPL Caltech / Carnegie-Irvine Galaxy Survey

✨Dentro y fuera de la Vía Láctea

Lunes 24 de Julio de 2017




NGC 7497 es una galaxia situada a una distancia de 59 millones de años luz de la Tierra. En esta imagen, la galaxia está aparentemente rodeada por una hermosa y débil nebulosidad. Sin embargo, las nebulosas están en realidad aproximadamente 60.000 veces más cerca de nosotros que las galaxias, ubicadas en los confines de nuestra propia Galaxia, la Vía Láctea. La nebulosidad que se muestra en esta imagen es parte de la nube molecular MBM 54. Ésta nube se encuentra a unos 900 años luz de distancia de nuestro sistema solar, en las regiones externas de nuestra galaxia. Este tipo de nubes moleculares se encuentran en las altas latitudes galácticas, zonas del cielo alejadas del plano de la Vía Láctea. A menudo se les llama nubes de cirros galácticos o más comúnmente "nebulosa de flujo integrado" (IFN). Estas nubes son muy débiles y bastante difíciles de fotografiar. 

"Siempre me gusta imaginar las nubes de IFN, ya que presentan un gran desafío. Estoy bastante satisfecho con esta imagen, aunque tuve algunos problemas con el registro de mis canales de color" dice Scott Rosen sobre el excelente resultado de ésta imagen. MBM 54 fue descubierta por primera vez en 1984 por el satélite infrarrojo IRAS. En 1985, los astrónomos Magnani, Blitz y Mundy examinaron la nube molecular y desarrollaron su catálogo MBM de 56 nubes moleculares de alta latitud galáctica. MBM 54 es una de las más cercanas de todas estas nubes IFN. Detalles técnicos.


Crédito:    Scott Rosen

✨Galaxia elíptica NGC 4150

Viernes 21 de Julio de 2017




Se pensaba que las galaxias elípticas estaban compuestas de estrellas envejecidas cuyo apogeo era miles de millones de años atrás. Pero observaciones con el Telescopio Espacial Hubble ayudan a demostrar que las galaxias elípticas todavía tienen un poco de vigor juvenil, gracias a los encuentros con galaxias más pequeñas. Las imágenes del núcleo de NGC 4150, tomadas en luz casi ultravioleta con la cámara de campo ancho 3 del Hubble, revelan las bandas de polvo y gas, además de grupos de jóvenes estrellas azules que tienen una edad de menos de mil millones de años. La evidencia demuestra que el nacimiento de las estrellas fue provocado por una fusión con una galaxia enana. El nuevo estudio ayuda a reforzar la visión emergente de que la mayoría de las galaxias elípticas tienen estrellas jóvenes, trayendo nueva vida a las viejas galaxias.

"Se pensaba que las galaxias elípticas habían hecho todas sus estrellas hace miles de millones de años", dice el astrónomo Mark Crockett de la Universidad de Oxford, líder de las observaciones de Hubble. "Se creía que habían consumido todo su gas para hacer nuevas estrellas, ahora estamos encontrando evidencia del nacimiento de estrellas en muchas galaxias elípticas, alimentadas principalmente por canibalizar galaxias más pequeñas. Estas observaciones apoyan la teoría de que las galaxias se construyeron a lo largo de miles de millones de años por colisiones con galaxias enanas", continúa Crockett. "NGC 4150 es un ejemplo dramático en nuestro patio trasero galáctico de un suceso común en el universo temprano". Las imágenes de Hubble revelan una actividad turbulenta y profunda dentro del núcleo de la galaxia. Grupos de jóvenes estrellas azules trazan un anillo alrededor del centro que está girando con la galaxia. El hábitat estelar es de unos 1.300 años luz de ancho.

Los largos filamentos de polvo se recortan en silueta contra el núcleo amarillento, que está compuesto por poblaciones de estrellas más antiguas. A partir de un análisis de los colores de las estrellas por el Hubble, Crockett y su equipo calcularon que el auge de la formación de estrellas comenzó hace alrededor de mil millones de años, un acontecimiento comparativamente reciente respecto a la historia cosmológica. La fábrica estrella de la galaxia se ha ralentizado desde entonces. "Estamos viendo esta galaxia después de que haya ocurrido la gran explosión de estrellas", explica el miembro del equipo, Joseph Silk, de la Universidad de Oxford. "Las estrellas más masivas ya han desaparecido, y las estrellas más jóvenes tienen entre 50 millones y 300 a 400 millones de años, mientras que la mayoría de las estrellas de la galaxia tienen alrededor de 10 mil millones de años". El encuentro que desencadenó el nacimiento de las estrellas habría sido similar al que sucederá en nuestra Vía Láctea cuando consuma la Gran Nube de Magallanes.

"Creemos que la fusión con una pequeña galaxia rica en gas, hace alrededor de mil millones de años, suministró al NGC 4150 el combustible necesario para formar nuevas estrellas", dice el miembro del equipo Sugata Kaviraj del Imperial College de Londres y la Universidad de Oxford. "La abundancia de elementos metálicos más pesados ​​que el hidrógeno y el helio en las estrellas jóvenes es muy baja, lo que sugiere que la galaxia que se fusionó con NGC 4150 también era pobre en metales, lo que apunta hacia una pequeña galaxia enana de aproximadamente un veinteavo La masa de NGC 4150". Las fusiones menores como ésta son más comunes que las interacciones entre grandes galaxias, dicen los astrónomos. Para cada encuentro importante, hay probablemente hasta 10 veces más enfrentamientos entre una galaxia grande y una pequeña.

Las colisiones mayores son más fáciles de ver porque crean increíbles fuegos artificiales, se distorsionan y producen largas colas de marea de gas y decenas de jóvenes cúmulos de estrellas. Las interacciones más pequeñas son más difíciles de detectar porque dejan relativamente poca huella. Sin embargo, en los últimos cinco años, los telescopios terrestres y espaciales han ofrecido indicios de formaciones frescas de estrellas en galaxias elípticas. Los observatorios terrestres capturaron el resplandor azul de estrellas en las galaxias elípticas, y los satélites como el Galaxy Evolution Explorer (GALEX), que mira en la luz ultravioleta lejana y cercana, confirmaron que el resplandor azul procedía de estrellas incipientes de mucho menos de mil millones de años de edad. La luz ultravioleta traza el resplandor de las estrellas jóvenes y calientes.

Crockett y su equipo seleccionaron NGC 4150 para su estudio con el Hubble porque un análisis espectroscópico terrestre dio sugerentes indicios de que el núcleo de la galaxia no era un lugar tranquilo. La investigación terrestre, denominada Unidad Especográfica de Investigación de Nebulosas Ópticas (SAURON), reveló la presencia de estrellas jóvenes y actividad dinámica que estaba fuera de sincronía con la galaxia. "En luz visible, las galaxias elípticas como NGC 4150 parecen galaxias elípticas normales", dice Silk. "Pero la imagen cambia cuando miramos a la luz ultravioleta, al menos un tercio de todas las galaxias elípticas brillan con la luz azul de estrellas jóvenes". Crockett agrega: "Las elípticas son el laboratorio perfecto para estudiar las fusiones menores en luz ultravioleta, porque están dominadas por viejas estrellas rojas, lo que permite a los astrónomos ver el débil resplandor azul de estrellas jóvenes".